Go to Top

POR FAVOR, AYUDEME, SOY CIEGO

Valóranos

Hoy rescatamos este cuento del blog cuentosqueyocuento.blogspot.com, sobre la importancia de la comunicación. Después de leerlo quizás pienses que está más orientado al ámbito del marketing o de la publicidad, en realidad así es, pero pensemos que la base es la misma. Al comunicarnos, la idea a transmitir es fundamental pero también son importantes la forma en la que expresamos nuestra necesidad, opinión o deseo. El poder de las palabras es inmenso, eso es lo que este cuento nos cuenta.

Había un hombre sentado en la esquina de una calle, con una gorra a sus pies y un pedazo de madera que, escrito con tiza blanca, decía:

“Por favor, ayúdame, soy ciego”

Un creativo de publicidad que iba de camino al trabajo se detuvo frente a él, leyó el letrero y se quedó pensativo. El ejecutivo observó que sólo había unas cuantas monedas en la gorra. Sin pedirle permiso, cogió el cartel, le dio la vuelta, tomó una tiza y escribió otra frase en la parte de detrás. A continuación volvió a poner el pedazo de madera sobre los pies del ciego, y se marchó sin decir una palabra.

Por la tarde, el creativo volvió a pasar frente al ciego que pedía limosna. Su gorra estaba llena de billetes y monedas. El ciego reconoció sus pasos y le preguntó si había sido él quien había cogido su cartel y había garabateado en él.

– “¿Qué es lo que usted ha escrito o pintado en mi tabla?”, le preguntó con curiosidad el invidente.

El publicista le contestó:

– “Nada que no sea tan cierto como tu anuncio, aunque está expresado con otras palabras”.

El publicista sonrió y continuó su camino.

El ciego nunca lo supo, pero su nuevo cartel rezaba:

“Hoy es primavera, y no puedo verla”

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *