Go to Top

CONFLICTOS EN EL ÁMBITO LABORAL

Valóranos

Nuestro lugar de trabajo, es, sin duda, el sitio donde pasamos la mayor parte del tiempo de nuestro día a día.

En ocasiones, incluso tras finalizar el horario laboral, seguimos interaccionando con los compañeros de trabajo en nuestro tiempo de ocio, con lo que además de tener un vínculo laboral, se crea también, uno afectivo.

A veces puede resultar complicado separar esas dos vertientes, la laboral y la afectiva, tanto para los puntos más positivos, como puede ser la complicidad que se haya podido crear, como para los no tan positivos, los conflictos que puedan surgir en alguna de las dos facetas, que puedan interferir en la otra.

 

En general, cualquier tipo de conflicto surgido en el ámbito laboral, o que influya en el mismo,  puede ser objeto de mediación laboral, aunque, en concreto, desde MediaSi, si que no mediamos en los derivados de un despido, ya que entendemos, que en este tipo de conflictos, influyen otros factores más propios de la resolución judicial, como pueden ser el acoso laboral, el no cumplimiento de tareas, etc.

Dejando esta excepción, ¿Qué tipo de conflictos, pueden ser objeto de Mediación?

Desacuerdos en la forma de trabajar entre compañeros de un mismo equipo.

  • Desavenencias personales que influyen en la vida laboral.
  • Aquellos conflictos que hayan podido enquistarse en el tiempo, ya sea del origen que sean y que dificultan el trabajo diario.

¿Quién pude solicitar la mediación?

 

  • Cualquiera de las partes que estén involucradas en el conflicto informando de ello a la empresa.
  • Un mando superior que lo crea conveniente, siempre y cuando, los agentes involucrados, estén de acuerdo, para respetar siempre, el principio de voluntariedad.

¿Qué procedimiento se sigue?

 

El procedimiento, es igual para todos los tipos de mediación, con la particularidad, de que en los temas laborales, la empresa tiene que facilitar un espacio para la mediación y tener en cuenta que aunque el origen haya sido en ese espacio, se debe garantizar la confidencialidad entre los compañeros de trabajo, ya sea el conflicto entre miembros de una misma jerarquía laboral o diferentes.

 

¿Y después?

 

Tras la mediación, nuestro consejo es hacer un seguimiento de la misma y recomendamos realizar una prevención de cara al futuro a través del servicio de formación en técnicas de resolución de conflictos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *